Consejos para tu tipo de piel

¿Cuántas veces te ha pasado que te recomiendan una crema para tu piel, y resulta que no es tan increíble como te la describieron? Tendemos a recomendar lo que a nosotras nos funciona, pero nunca tomamos en cuenta el tipo de piel de la otra persona; probablemente ni sepamos el nuestro. Existen varios consejos que puedes seguir, dependiendo de tu tipo de piel, para tener una piel joven, atractiva y suave.

A ver, les explico mejor. Existen cinco tipos de piel; normal, seca, grasosa, una combinación de varios tipos y piel sensible. Es por estos distintos tipos de piel, que es necesaria una rutina de cuidado específica para cada una de nosotras.

Primero lo primero, existe una forma rápida y fácil de encontrar tu tipo de piel. Justo al despertar, toma una toallita facial (puede ser un pedazo de papel también) y pásala por tu rosto.

Piel normal

Si tu piel es del tipo normal, la toallita no tendrá trazos de grasa, deberías despertarte con tu piel en perfecto estado. Este tipo de piel (dichosa si eres de este tipo) es el menos problemático de todos. Tu piel se ve limpia y suave, pues tiene una buena circulación y una complexión saludable.

Es importante que sepas que aunque es una piel muy saludable, de igual forma debes cuidarla y nutrirla regularmente.

  • En la mañana, refresca tu rostro con un astringente tónico y humecta con una crema no grasosa. Preferiblemente, utiliza productos naturales, sin materias provenientes de petroleo.
  • Antes de dormir, lava tu rostro con un jabón a base de leche para que no reseque tu rostro.
  • Una vez a la semana, trata de utilizar una mascarilla para rejuvenecer tu piel.
  • Utiliza productos a base de aceite de semilla de uva, aceite de jojoba; pues son aceites que protegen de rayos ultravioleta, previniendo las manchas y las arrugas. Prueba también el aceite de argán, un aceite con propiedades para combatir el envejecimiento y ayudaran a mantener tu piel balanceada e hidratada.

Piel seca

Si tu piel es seca, la toallita estará limpia al igual que la piel normal, pero tu cara se sentirá seca, escamosa y apretada.Este tipo de piel es muy propensa al envejecimiento prematuro, irritaciones y poros finos.

Lo que tu piel necesita es una correcta hidratación, sin mencionar un cuidado mucho mayor.

  • Utiliza productos naturales a base de manteca de karité o aceite de coco extra virgen; estos aceites ayudan a retener humedad en la piel y por ser anti-inflamatorios, quitaran el enrojecimiento.
  • Utiliza baños de leche o infusiones de hierbas para lavar tu cara; pues el agua de chorro puede estar irritando tu piel.
  • Consigue una crema humectante y aplica antes de dormir y justo al despertar por la mañana.

Piel grasosa

En  caso de que tengas piel grasosa, tu toallita aparecerá con manchas de grasa, seguramente tanto en las mejillas como en la frente, nariz y barbilla. El problema con este tipo de piel es que suele verse gruesa, brillante y con poros grandes, lo que llega a tener una tendencia de acné. La ventaja que tenemos con este tipo de piel es que no promueve el envejecimiento ni las arrugas, ¡woo!

La desventaja es que para cuidarla necesitas lo contrario a la piel seca, y es enfocar tus cuidados en eliminar ese exceso de grasa, en vez de aplicar tantos productos.

  • Lava tu cara por lo menos 2 o 3 veces al día.
  • Utiliza productos específicos para piel grasa para no sobrecargar tu piel.
  • Al terminar de bañarte, aplica agua fría a tu rostro para cerrar porros y evitar puntos negros.
  • Puedes pensar que si tienes piel grasosa, aplicar aceite esta prohibido; déjame decirte que no. El aceite de árbol de té es justo para ti, pues tiene propiedades que ayudan a reducir el acné.

Combinación de tipos de piel

Este es el tipo de piel de la mayoría de mujeres, pues en este caso tu rostro tendrá grasa en la frente, nariz y barbilla; pero sera seca en las mejillas. El cuidado de este tipo de piel es aplicar los métodos de piel seca en las mejillas y métodos de piel grasa en la zona T que he listado con anterioridad.

Piel sensible

Este tipo de piel será muy seca, se irrita con facilidad y tiende a tener otros problemas como psoriasis, alergias, picazones y puntos rojos. Es una piel frágil, por lo que necesita un cuidado especial.

  • Trata de no utilizar productos comerciales que contengan químicos provenientes del petroleo, escoge productos naturales.
  • Cuida tu alimentación, pues esta influye en tu piel. Una dieta balanceada ayudará con tu problema; también evita alimentos procesados.
  • Utiliza protector solar a diario, te expongas a luz solar directa o no.
  • El aceite para ti es el aceite de aguacate, pues es un aceite alto en vitamina E, omega 3, lo que ayuda al correcto funcionamiento de tus células y disminuye la inflamación.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s